Universidad de Salamanca: más de 800 años de historia viva.

Universidad de Salamanca: más de 800 años de historia viva.

Este post no es una clase de historia sobre la Universidad de Salamanca. Ni tampoco un reportaje o una oda dedicada a la propia USAL. Es una invitación amable y superficial a que conozcáis a la Universidad más antigua de Europa, junto a la de Oxford y Bolonia. Muchas veces le damos menos importancia a lo que albergamos en nuestro país por el mero hecho de que es nuestro y lo tenemos cerquita, pero el patrimonio universitario salmantino es la ost… Digooo, es fascinante. Y os lo voy a demostrar.

Ahora en serio, la Universidad de Salamanca fue fundada en 1218 y desde entonces ha estado, curso tras curso, año tras año, formando estudiantes y expandiendo las diferentes áreas del conocimiento de manera ininterrumpida. Un ejercicio de estabilidad y continuidad que en España ha sido y es, cuanto menos, meritorio.

Desde que nació, como digo, hace más de 8 siglos de la mano de Alfonso IX de León y Alfonso X el Sabio, no ha parado de crecer y actualizarse, hasta el punto de que hoy ofrece más de 200 estudios diferentes entre grados, dobles grados, másteres y doctorados. Tal y como muchos estudiantes de la USAL nos cuentan, lo que más mola de estudiar allí es vivir día a día en una ciudad que gira en torno a la universidad, que está repleta de estudiantes provenientes de todos los rincones del mundo y cuyo casco histórico es Patrimonio de la Humanidad. La ecuación es simple: Ambiente universitario en España = Salamanca.

Al antiquísimo edificio de las Escuelas Mayores y su famosa fachada plateresca, insignia de la Universidad de Salamanca, se suman los modernos y gigantescos campus que se han implementado en lugares como Zamora, Ávila o Béjar. Pasado, presente y futuro se funden para conformar una institución pública a la cabeza en materias como bioquímica, neurociencia o electrónica.

Otro elemento que merece la pena destacar es la Biblioteca Antigua, la cual fue la primera biblioteca pública de España por decreto de Alfonso X el Sabio y la pionera también dentro del ámbito universitario en todo el viejo continente. La Ciudadela de Juego de Tronos, al lado de la Biblioteca Antigua de Salamanca, es la estantería semi-vacía de Ikea que tienes colgada en tu cuarto. No sé si me explico.

Pero una de las mayores pruebas del nivel que en esta institución se ha alcanzado es la brillante colección de nombres que han pasado por sus aulas, ya sea encarnando el rol de alumno, el de profesor, o ambos: Antonio de Nebrija, Francisco de Vitoria, Fray Luis de León, Miguel de Unamuno, Luis de Góngora, Calderón de la Barca, Adolfo Suárez… Y así un largo etcétera. Mucha tela.

Como sé que sois insaciables y seguís ávidos de conocimiento, os voy a dejar por aquí un vídeo interactivo realizado por El País que es una verdadera maravilla, en el que podréis visitar virtualmente la Universidad y acercaros un poquito más a su apasionante historia.

Yo ya he dado mi etapa de estudiante por concluida, al menos de momento. Pero si algún día la retomo, la Universidad de Salamanca va a estar en la pole de candidatas. Y que conste que desde la USAL no me han pagado un mísero duro por hacerles este post tan prodigioso… Algo que no me vendría nada mal, por cierto. ¿Alguien tiene el Whatsapp del rector?

Ah, y hablando de dinero, os dejo por aquí el último post que escribimos. Echadle un vistazo si queréis, que os va a interesar. Y si no queréis, pues no leedlo. Tampoco os voy a obligar.