Dónde comprar chollos en el Black Friday

Dónde comprar chollos en el Black Friday

Ahora que vienen una fechas tan señaladas, ¿tienes idea de dónde comprar chollos en el Black Friday?

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo. Hace prácticamente nada estabas empezando el nuevo curso, pensando que caprichos ibas a regalarte por aprobar (o no) esa asignatura. Si además aguantaste como un campeón durante estos meses, sin gastar casi nada, te mereces un premio. Concretamente uno del Black Friday.

Me quema el dinero

Vamos a ser metódicos y a gastar el dinero con cabeza. Primero, haz una lista de las cosas que quieres y luego, comienza la búsqueda de chollos. Necesitaremos tener a mano el móvil y estar cerca de la corriente eléctrica para asegurarnos que lleguen siempre las notificaciones.

¿Porqué te estoy contando esto?

Uno de los mejores sitios para pillar chollos son los canales de Telegram. Aquí en Wuolah estamos muy atentos a tres: El Chollómetro, [CANAL] Chollos, y Chollovisión.

Si te instalas Telegram, puedes además hablar con tu amigo el informático que sólo usa Telegram. De esta manera mantengo el contacto con cinco colegas que tengo bastante frikis y asociales.

Las tiendas principales

Los enlaces de estos canales de Telegram llevan a páginas muy conocidas, pero no te confíes. Durante el Black Friday van a hacerte sufrir con su escasísimo stock, y las ofertas no se mantendrán durante mucho tiempo.

Gearbest

En esta tienda compré todos los asuntos de domótica de mi casa. Así descubrí las bombillas Xiaomi hace la friolera de tres años. Aún no he tenido que renovar ninguna, y me costaron en su momento 20 euros cada una. Amortizadísimas.

Recuerda nuestras sabias palabras en el pasado post “Comprar en apps de ropa barata“, ten siete ojos a la hora de marcar la dirección de envío.

Mediamarkt

Media Markt nos tiene acostumbrados a descuentos muy mediáticos. Hazme caso y pásate ahora a principios de mes por los productos que les hayas echado el ojo para ver si realmente le hacen descuento durante el Black Friday. Alguna que otra vez se les ha pillado haciendo trampas: suben el precio antes del Black Friday para luego bajarlo, pero ya suelen ser pocos casos.

Amazon

Lo repetiré una vez más: debes usar con soltura la lista de deseados. Marcar un producto no urgente como “deseado” es de las mejores opciones que tienes para no perderte ningún descuento. Además te recordarán cuanto has ahorrado por paciente para que te alegres aún más.

Fnac

Ha envejecido regular, pero sigue teniendo unas ofertas bastante interesantes de cara al Black Friday. Pero hazte un favor y en la opción de envío de producto, marca recoger en tienda. Un paseo por la Fnac, para mirar cosas, es reparador.

Las tiendas donde compraban tus padres.

Donde compraban tus padres no solo hay tecnología, hay mucho más. Esto significa que cuando hay que retirar productos del almacén (cualquiera) y hay que eliminar stock (tal vez tecnología) lo harán al precio que sea. Pásate sin dudarlo por estos sitios a echar un ojo en la parte de electrónica:

Alcampo

No cuidan demasiado el área de tecnología, pero suelen ser los más salvajes a la hora de eliminar productos del almacén. A veces encuentras ofertas tan bestias que podrías creer que son erratas.

Carrefour

Olvídate aquí de comprar tecnología de gama media: en Carreofur son especialistas en la gama alta, de temporada pasada. Que no tenga el último procesador o unos píxeles más que el gama alta de esta temporada no te va a suponer casi ninguna diferencia. El ojo humano no distingue esa nitidez, no me seas exagerado. Y ya de paso compra fruta y verdura, que suelen traer bastante producto local.

El Corte Inglés

En los tiempos de nuestros padres, los ordenadores se compraban aquí. Sé como ellos. Además de la post venta, la atención al cliente casi reverencial a la hora de compra te reforzará la idea de que cualquier tiempo pasado, fue mejor. Aprovecha cosas como los “Tecnoprecios” o la “Semana de la Tecnología” y recuerda que la gente de bien (como mi hermano) compran aquí las teles del salón, la videoconsola y para completar la casa, el juego de cacerolas.

Real.