Prueba de Acceso a la Universidad: consejos.

Prueba de Acceso a la Universidad: consejos.

¿Estás preparado para los estudios superiores? La Prueba de Acceso a la Universidad es la llave necesaria para abrir las puertas hacia la Universidad.

Como muchos sabéis la selectividad está a la vuelta de la esquina. Esta Prueba de acceso a la Universidad es una de las fases más importantes para los muchos estudiantes que se enfrentan a ella. Cada año, la selectividad incorpora modificaciones que pueden resultar mejores o peores según el gusto de cada uno. 2019 no iba a ser menos.

Antes de comenzar con las novedades, vamos a hacer un repaso sobre este sistema. En primer lugar, la Prueba de Acceso a la Universidad se divide en dos fases:

1. La Fase General (obligatoria), en la que debes pasar por cuatro exámenes obligatorios: Lengua Castellana y Literatura II, Historia de España, Primera Lengua Extranjera II y una asignatura troncal general según tu modalidad de bachillerato. Cada examen se puntuará entre un rango de 0 a 10. La nota final de la fase será la media de todos los exámenes.

2. La Fase Específica (optativa), que te permite subir tu nota de admisión.Mediante esta fase puedes conseguir un total de cuatro puntos adicionales, ponderando cada asignatura con un 0,1 o un 0,2 según tu especialidad. Esa ponderación se multiplica por la nota de tu examen y se suma al total.

La nota global de la selectividad está dividida en 3 partes: la nota de bachillerato (60%), la nota de la fase general (40%) y la nota adicional de la fase específica (hasta 4 puntos).

La novedad que incluyen la selectividad este año es la inclusión de un segundo idioma que podrán incluir en la Fase Específica, pues puntúa para algunos grados. Es decir, los estudiantes podrán elegir en la Fase General entre Inglés, Alemán, Francés, Italiano o Portugués, y también podrán elegir un segundo idioma extranjero (distinto al elegido en la Fase General) para incluirlo en la Fase Específica.

Algunos consejos de cara a la Prueba de Acceso.

 

1. Descansa lo necesario. Realizar un examen es una acción que requiere muchísima concentración. Más aún en los exámenes de selectividad donde sacar buena nota puede suponer entrar en el grado que desees. Recuerda descansar bien esa semana y dormir entre 7 y 8 horas.

2. Nutre tu energía. Como hemos dicho, estos exámenes son muy importantes. Debes tener tu energía a tope para superar la semana con creces. Por ello, cuida tu alimentación, toma un buen desayuno por las mañanas y respetas las cinco comidas del día.

3. Controla tus nervios. Que tu mente no te domine, has hecho muchísimos exámenes, estos son algunos más. Intentar ser tú quien domine tu mente y controla tus nervios. Si estás muy nervioso siempre puedes tomar un té de tilo (tila), que tiene propiedades relajantes. Eso sí, no abuses mucho.

4. No olvides tu documentación. En la Prueba de Acceso a la Universidad es importante que estés identificado en todo momento. Por ello, es obligatorio llevar tu DNI, documento que tendrás que mostrar antes de cada examen. No lo olvides en casa y mételo en tu mochila o bolso antes de dormir.

5. Usa esquemas. Una vez estés frente al examen llega la parte más importante. Lee con detenimiento las preguntas, piensa lo que quieres expresar y, si puedes, haz un esquema previo. Esto te ayudará a ir más rápido en tu redacción y directo al grano.

6. Revisa tu examen. Finalmente, revisa todo lo que has hecho antes de entregarlo. Cuida tu ortografía, demuestra todos los conocimientos que has adquirido y no pierdas credibilidad. También debes cuidar tu presentación, la estética es una parte muy importante para la persona que corrija tu examen.