Qué estudiar: cómo saber qué carrera elegir

Qué estudiar: cómo saber qué carrera elegir

Ahora que muchos de vosotros habéis pasado la selectividad y ya habéis obtenido vuestras correspondientes notas, llega la hora de decidir qué estudiar y qué carrera universitaria escoger, y esta no es una tarea nada fácil.

Elegir una carrera es más difícil que ganar al buscaminas en modo experto.

Muchos estudiantes nos preguntamos ¿y ahora qué? ¿qué estudiar? No sabes si debes estudiar las carreras con más salidas laborales o estudiar lo que realmente te apasiona. O simplemente aún no has descubierto qué te apasiona y no sabes qué estudiar. 

Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir. En primer lugar están los padres. Aunque a priori su opinión no es de vital importancia, ellos son los que (en la mayoría de los casos) pagarán la matrícula, y que menos que estén conformes con tu decisión.

En realidad no. La elección de vuestro futuro está sólo en vuestras manos, y no debéis dejaros influenciar. Está bien que los padres aconsejen, pero no hagáis lo que a ellos les gustaría que hicierais. 

Algunos os dirán que escojáis lo que os haga más feliz, otros pensarán que la mejor opción es elegir un grado con más salidas. Nosotros te recomendamos que elijas lo que quieras.

Haz lo que te dé la gana.

En cuanto a los padres, son un apoyo fundamental para los nuevos universitario. Nuestro consejo es que deben aconsejar pero nunca influir. El que tiene que ser feliz en el trabajo eres tú. 

Hacer lo que a uno le haga más feliz parece muy fácil teóricamente, pero no lo es. Algunos aún no tenéis claro qué es eso que os llena por dentro. Todos sabemos el “enfrentamiento” infinito entre los estudiantes por el tema ciencias vs letras. Lo cierto es que cada ámbito tiene su magia, cada estudio, sea del área que sea, física, filología, matemáticas, historia, biología, periodismo… todas y cada una de las carreras universitarias tienen algo que las hace únicas.

Cada persona es un mundo. Cada uno tiene un carácter o un perfil que le hace idóneo para determinados estudios. Por ello, sólo vosotros mismo sois capaces de saber qué es aquello que más os gusta, aunque vuestra madre piense que os habéis vuelto loquísimos como Tokio de La Casa de Papel.

Encuéntrate a ti mismo.

 La pregunta es ¿qué es lo que te llena realmente? Debéis conoceros a vosotros mismos y a partir de ahí barajar las diferentes opciones.

Para responderte a esta pregunta un consejo que te doy es que investiguéis en aquella carrera, materia (o materias) que os gustan y cómo lo podéis conjugar con vuestra personalidad. 

¿¿¿Cómo se hace eso??? – relaaaax – ¿Conoces el DAFO? Este método permite plasmar a simple vista cuáles son las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Si lo aplicas a ti mismo (DAFO personal) podrás tener un autoconocimiento integral, que recoja tanto los aspectos racionales como emocionales.

  • Debilidades: ¿qué habilidades o comportamientos te impiden alcanzar tus objetivos? ¿En qué fallas o no eres tan bueno como los demás?
  • Amenazas: ¿qué variable ajeno a ti te está impidiendo alcanzar tus objetivos? 
  • Fortalezas: ¿en qué eres mejor que los demás? ¿En qué destacas?
  • Oportunidades: ¿qué elementos ajenos a ti hacen que puedas cumplir tus objetivos? ¿Con qué medios cuentas para alcanzar esos objetivos?

Cuando lo tengas hecho, sabrás que existen carreras que se te darán mejor que otras y viceversa. Ahora tendrás que hacer una lista de cosas que te gustan y te apasionan; y otra lista con profesiones que se demandarán en el futuro – empieza a llamar al Maestro Joao o algún otro adivino para que te eche un cable.

Si unes estos 3 elementos (cómo eres, qué te gusta y si es lo que se demanda) tendrás la clave: que carrera estudiar.

El resultado lo puedes verificar en Wuolah, buscando las asignaturas y contenidos que aprenderás, investigando los exámenes y leyendo los temarios. Si es lo que buscas… ¡¡bingo!! Ahí tienes la respuesta a lo que estudiar.

Te aconsejamos que antes preguntes a familiares o conocidos que estén trabajando en aquello que quieras estudiar y resuelva todas tus dudas. Mejor antes que después.

Una última cosa y sin duda, una de las más importantes. La vida es muy larga y eres muy joven. No pasa absolutamente nada si no os habéis informado bien de dónde entráis o si entráis en aquella carrera que siempre fue vuestro sueño y os decepciona.

Que le den al tiempo.

No pasa nada si te equivocas. Es humano y lo más normal del mundo. Si no estáis a gusto con lo que estáis estudiando este es el momento para parar y entrar en otro grado, módulo o curso. Los años que habéis invertido no habrán sido en vano, pues te servirán para conocerte aún más y para saber que no era ese área el que os interesaba.

Muchos empresarios de éxito o trabajadores con un gran cargo de responsabilidad y estando muy acomodados económicamente no eran felices. Lo tenían todo pero aún así sentían que eso no era lo que ellos querían. 

Han cambiado radicalmente de vida a los 40 años, ¡y no pasa absolutamente nada! Muchos podcast hablan sobre ello (te recomendamos los podcast de Kenso) y ahora son más felices haciendo lo que de verdad les apasiona.

Equivócate, cambia de camino y si encuentras lo que te hace feliz, que nada ni nadie lo cambie. Todo lo que hagáis ahora será vuestro mañana, pero no tengáis prisa.