Conoce algunas pautas para garantizar el éxito de tu TFG

Conoce algunas pautas para garantizar el éxito de tu TFG

Seguir los patrones correctos para tu tfg puede garantizarte un buen trabajo y el éxito del mismo.

Se acerca la fecha de entrega del trabajo de fin de grado (o máster), el TFG. Puede que te parezca tarde, pero aún estás a tiempo de entregar un buen TFG y no dejarlo para septiembre.

Desde que entramos en nuestros grados universitarios nos encontramos con ese desconocido al que todos llaman “TFG”. El TFG no es más que el trabajo del fin de tu grado, en el que vas a desarrollar los conocimientos adquiridos a lo largo de los últimos años. Además, en la mayoría de estos trabajos van a permitirte escoger un tema, lo que significa que podrás elegir aquello en lo que mejor te desenvuelvas.

Cuando llegamos al último curso es cuando debemos enfrentarnos a este trabajo. Sin embargo, no hay que tener miedo, pues este no es nada menos que un trabajo académico más. Los más importante es seguir las pautas establecidas por tu universidad y, en concreto, por tu facultad. Cada grado universitario es un mundo y probablemente tengan reglas diferentes sobre la elaboración del TFG.

Sin embargo, aquí van algunos consejos estándar que pueden ayudarte a elaborar un buen TFG independientemente de los consejos que te hayan podido dar en clase. Además, estos consejos también pueden servirte de ayuda sin importar si tu trabajo es creativo o pura investigación.

1. Conoce a tu tutor

 

Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con el tutor asignado para tu TFG. Él es quien evaluará tu progresión y tu trabajo, es importante que sigas sus indicaciones. No olvides pasar por tutorías, así podrás ver las correcciones que realiza tu tutor y hacer preguntas si tienes dudas. Aunque tengas contacto con él por correo electrónico es conveniente contactar con él en persona de vez en cuando.

2. Controla tu capacidad

 

Tanto si realizas una investigación como si tu trabajo es creativo, tendrás que profundizar en lo que estás haciendo así como realizar una análisis. Se coherente con tu capacidad y no intentes abarcar más de lo que puedes. Lo importante es que realices un buen trabajo, intentar alcanzar más de tu capacidad puede suponer la inestabilidad de tu trabajo. ¡Cada uno a su ritmo!

3. Establece un tema concreto

 

No fijes un tema muy genérico, eso te puede dificultar a la hora de avanzar. Además, un tema amplio puede abarcar numerosas categorías y puedes tener problemas a la hora de decidir por donde encauzar tu trabajo. Lo mejor es especificar tu tema. Por ejemplo, si quieres hablar sobre bandas sonoras en el cine tendrás que escoger un tema más concreto como “las bandas sonoras en las películas de Quentin Tarantino”.

4. Hazte un calendario

 

A pesar de que hemos dicho que el TFG es un trabajo académico más si es uno de los más importantes. Por ello, debes planificar bien el desarrollo del mismo. Anota las horas que quieres dedicarle al día y hazte un calendario de entregas. Probablemente, tu tutor te de unas pautas y fechas de entregas que debes seguir, además este puede ayudarte a encauzar los tiempos.

5. La bibliografía es una parte muy importante

 

Si vas a realizar un trabajo de investigación una de las partes fundamentales de tu trabajo será la bibliografía. No te conformes con lo que encuentres por internet, pásate por cualquier biblioteca de tu universidad. En muchas ocasiones encontramos libros o algunos documentos en la biblioteca que contribuyen en nuestro trabajo y que difícilmente vamos a encontrar fuera de esta.

6. Cuidado con la cita de tu TFG

 

Una vez hayas escogido bien tu bibliografía se muy cuidadoso a la hora de utilizarla. Tienes que citar bien, saber cuándo se cita, de qué forma, qué es cita, qué no es cita, etc. Para ello, es recomendable seguir las normas de alguna institución como APA o Harvard. Copiar sin citar o escribir una idea que no es tuya con tus palabras es una forma de plagio y eso no está permitido bajo ningún concepto. Además de citar, también debes aportar tus propias ideas, por ello es tu investigación. El tribunal valorará que hayas propuesto tus ideas, siempre con fundamento.