La decisión más chunga de vuestras vidas: escoger una carrera.

La decisión más chunga de vuestras vidas: escoger una carrera.

Elegir una carrera es más difícil que ganar al buscaminas en modo experto.

 

Elegir carrera universitaria es más difícil que el buscaminas

Ahora que muchos de vosotros habéis pasado la selectividad y ya habéis obtenido vuestras correspondientes notas, llega la hora de decidir qué carrera universitaria escoger, y esta no es una tarea nada fácil.

Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir. En primer lugar están los padres. Aunque a priori su opinión no es de vital importancia, ellos son los que (en la mayoría de los casos) pagarán la matrícula, y que menos que estén conformes con tu decisión.

En realidad no. La elección de vuestro futuro está sólo en vuestras manos, y no debéis dejaros influenciar. Está bien que los padres aconsejen, pero no hagáis lo que a ellos les gustaría que hicierais. Algunos os dirán que escojáis lo que os haga más feliz, otros pensarán que la mejor opción es tomar un grado con más salidas. Desde Wuolah te recomendamos que elijas lo que quieras.

En cuanto a los padres, sois son un apoyo fundamental para los nuevos universitario, el consejo que hemos preparado para vosotros es que animéis a vuestros hijos en su camino hacia el futuro laboral. 

Haz lo que te dé la gana.

 

Escoger carrera, la del doctor Vilches

Hacer lo que a uno le haga más feliz parece muy fácil teóricamente, pero no lo es. Algunos aún no tenéis claro qué es eso que os llena por dentro. Todos sabemos el “enfrentamiento” infinito entre los estudiantes por el tema ciencias versus letras. Lo cierto es que cada ámbito tiene su magia, cada estudio, sea del área que sea, física, filología, matemáticas, historia, biología, periodismo… todas y cada una de las carreras universitarias tienen algo que las hace únicas.

Cada persona es un mundo, y cada uno tiene un carácter o un perfil que le hace idóneo para determinados estudios. Por ello, sólo vosotros mismo sois capaces de saber qué es aquello que más os gusta, aunque vuestra madre quiera que seas el doctor Vilches de Hospital Central.

Encuéntrate a ti mismo.

 

Medita y encuéntrate a ti mismo.

La pregunta es ¿Qué es lo que te llena realmente? Esa es la pregunta que tenéis que plantearos. Debeis conoceros a vosotros mismos y a partir de ahí barajar las diferentes opciones.

Para responderte a esta pregunta un consejo que os damos es que investigueis en aquella carrera, materia o materias que os gustan. Por ejemplo, en nuestra web www.wuolah.com podéis encontrar material de universidades de España, México o Italia. Leed los temarios, investigad los exámenes, sólo os quitará un poco de tiempo y vais a conocer muchísimo en funcionamiento.

Por otra parte, podéis hacer prácticas en alguna empresa relacionada con el sector o visitar a algún familiar o conocido en su trabajo. Así puedes ver las diferentes actividades que se desarrollan y hacerte una idea de cara al futuro. Permitiros ser curiosos, ya que en muchas ocasiones no tenemos la suficiente información.

Que le den al tiempo.

 

Siempre eres jovén para estudiar una carrera

Una última cosa y sin duda, una de las más importantes. La vida es muy larga y sois muy jóvenes. No pasa absolutamente nada si no os habéis informado bien de dónde entráis o si entráis en aquella carrera que siempre fue vuestro sueño y os decepciona.

Decepcionarse es lo más normal del mundo. Si no estáis a gusto con lo que estáis estudiando este es el momento para parar y entrar en otro grado, módulo o curso. Los años que habéis invertido no habrán sido en vano, pues te servirán para conocerte aún más y para saber que no era ese área el que os interesaba.

Haced lo que os gusta por encima de todo, equivocaros, cambiad de camino, abrazad el futuro con el que soñáis. Recordad que todo lo que hagáis ahora será vuestro mañana, pero no tengáis prisa.