Caso Disney: Marcas que no solo comunican.

Caso Disney: Marcas que no solo comunican.

Desde el 19 de octubre de 1923 hasta hoy la publicidad y la forma que tenemos de relacionarnos con los consumidores ha cambiado. Así como Walt Disney ha evolucionado desde sus comienzos, los consumidores han decidido cómo quieren consumir la publicidad y mucho más si nos referimos a personas que acaban de cumplir la mayoría de edad y hasta los veinticinco años. 

No hay que bucear mucho para ver que las estadísticas de share de medios tradicionales están de capa caída y los anunciantes cada vez necesitan nuevas formas de conectar con su audiencia. Ésta, cada vez más exigente, no se conforma con consumir cómo cada uno desea, sino en el momento que cada persona decide.

Es por ello que ejemplos de trabajos en Wuolah como el que hemos tenido con Disney y Toy Story 4 hacen que nos veamos reflejados en el uso que dan los clientes a los nuevos formatos de publicidad.

En publicidad se define el éxito como la forma en que una marca perdura en una persona o cambia el comportamiento de un grupo. Cuando en Wuolah trabajamos con marcas, nos preocupa que el éxito se centre en hacer partícipe al mensaje en cada uno de los segmentos de 18 a 25 años que tenemos y que estos usuarios no solo tengan en cuenta el mismo mensaje, sino que ocurran acciones fantásticas como ésta.

 

 

 

Hay marcas que generan impactos, pero más allá de los 42K “me gusta” o 4,7K de “retuits”, lo que de verdad entendemos que está cambiando es cuando conseguimos que nuestros usuarios hagan suyas las marcas que trabajan con nosotros, como nosotros trabajamos día a día para que los usuarios de Wuolah tengan los mejores apuntes cuando y donde lo necesiten.

 

Bienvenidas marcas a la era Wuolah.